LLAMADO A LA SOLIDARIDAD: LA FAMILIA CAPPARELLI PERDIÓ TODO EN UN INCENDIO

Sáb, 30/06/2018 - 20:42
 
LOS CAPPARELLI, UNA FAMILIA DE TRABAJO, VIVEN EN GLEW, ALMIRANTE BROWN

La familia Capparelli, oriunda del barrio Villa París de la localidad de Glew, partido de Almirante Brown, lo perdió todo en un terrible incendio ocurrido en su vivienda el martes 26 de junio. Por suerte no se lamentaron víctimas.

El terrible suceso se originó en una chispa que saltó del hogar a leña que los Capparelli tienen en el living de la casa -ubicada en la calle Kellertas 3083- y que fue a dar en una trapo que había en el piso que se prendió fuego. Desde allí, se propagó al sillón (que contenía gomaespuma); del mismo se derivó a las habitaciones de la madre y su hija y acto seguido continuó hacia un almacén -medio de vida de la familia- ubicado en la misma propiedad. Como resultado, todo se arruinó: toda la mercadería (el local estaba lleno), las heladeras, freezers, cortadoras de fiambre, computadora, registradora y dinero ahorrado para pagar las cuentas y los proveedores. Por si eso fuera poco, también se quemaron los remedios que toma la señora de la casa diariamente. Ropa y documentos tampoco se salvaron.

"Se quedaron con lo puesto. Estaban durmiendo de noche, cuando vinieron los vecinos tuvieron que barretear la reja de una ventana para sacarlas a las dos", confió a este medio Ángel -el hijo- un reconocido y apreciado comerciante que vive y trabaja en San Francisco Solano. Asimismo, agregó al relato que los bomberos demoraron 20 minutos en llegar: la primer autobomba llegó sin agua, entonces hubo que esperar otros 20 minutos para que venga otra autobomba con el vital líquido elemento. Para ese momento, de la antigua casona solo quedaban las paredes y el techo: se cayeron todos los revoques y el cielorraso, se consumieron las aberturas y se quemaron los pisos de parquet. "Un desastre. No quedó nada. Perdieron todos los ahorros y el trabajo de toda una vida", recalcó. Y no es simplemente que 'van a tener que empezar de cero', como comentaron sus vecinos: "Tienen que empezar de menos diez, porque tienen que pagar los servicios, las tarjetas, los créditos, la instalación que habían sacado a pagar. Tienen una deuda importante que trabajando la pagaban cómodamente, pero ahora no hay ingreso", se lamentó.

ESCASA AYUDA DEL MUNICIPIO DE ALMIRANTE BROWN

La ayuda de la gestión del intendente Mariano Cascallares fue muy poca hasta el momento: un par de funcionarias del área de Desarrollo Social se acercaron para colaborar con solo dos frazadas y la promesa de envío de un camión para recoger los escombros, hecho que se materializó una semana después del incidente. Así, al hacerse presente el camión municipal solo se llevó los escombros más livianos, dado que los de mayor envergadura tuvieron que ser dispuestos en un volquete solventado por la familia siniestrada.

SOLICITADA PARA QUIEN PUEDA COLABORAR

A través de una solicitada, Ángel pide a la comunidad que colabore con la desdichada familia con lo que pueda. La misma reza lo siguiente:
"Imaginate que lo perdés todo. Que te vas a dormir después de un día de laburo y cuando te despertás, no podés respirar y tu casa está en llamas.
La familia Capparelli perdió todo en un incendio el martes 26 de junio pasado. Salvaron sus vidas de milagro. Se quemó su hogar de toda la vida, donde también funcionaba el almacén que era su herramienta de trabajo y su sustento.
Necesitan toda la ayuda posible para empezar de nuevo, para empezar de cero. Todo suma, todo es bienvenido.

¿Cómo colaborar?
1) Hay una cuenta en Banco Provincia donde se puede aportar con depósito o transferencia:
María Inés Maruri
CA$ 5029-514777-8
CBU 0140082303502951477780
Alias CBU: ISLA.ORO.GOTA
2) Compartir esta publicación para que llegue a más gente solidaria.
¡Muchas gracias!"

Compartir

Twitter icon
Facebook icon
Google icon
StumbleUpon icon
Del.icio.us icon
Digg icon
LinkedIn icon
MySpace icon
Newsvine icon
Pinterest icon
Reddit icon
Technorati icon
Yahoo! icon
e-mail icon

Comentarios

 

 

Diseño de página web: Wave Publicidad